Búsqueda personalizada

domingo, 7 de agosto de 2011

Homenaje al Héroe de la Batalla de Boyacá


Nació José Antonio Anzoátegui Hernández en Barcelona, en la "Barcelona colombiana", como él mismo solía llamarla.  Sus hermanos Pedro María, Joaquín, Agustín, Juan José y Dolores.  De los dos primeros sólo se sabe que murieron ya hombres, el año de 1802.  Los otros tres se dedicaron a la carrera de las armas en las filas patriotas, pues los tres estaban animados por el sagrado fuego que en aquella época supo encender en las almas jóvenes de Juan Jacobo Rousseau.

Su infancia discurrió entre los mimos y comodidades hogareñas, ignorante de que existían clases menesterosas y que en el mundo imperaba la injusticia; pero pronto llegó la adolescencia para este niño estudioso y observador, y desde entonces comenzó a darse cuenta, aunque no en carne propia, de las miserias y penalidades de la vida. Advierte la coincidencia de que el año de su nacimiento es el mismo en que triunfó la justicia en el mundo y lee los Derechos del Hombre y del Ciudadano.

Advierte el autor* de "Anzoátegui General de Infantería" que muy poco se conoce de la infancia del General Anzoátegui y de su juventud.  En aquel tiempo Barcelona estaba integrada por unos cuantos barrios, siendo los principales "El Palotal" y "El Arroyo".  El primero pertenecía a la clase acomodada y el segundo era más numeroso compuesto por agricultores y comerciantes.  Como ha ocurrido en la historia entre ricos y pobres existieron rivalidades y los Anzoátegui en su niñez formaban en las filas arroyeras, hasta que llegó la época en que las aptitudes de José Antonio Anzoátegui lo llevaran a la jefatura arroyera; y cuentan que tuvo tan brillante estreno del nuevo jefe, que los paloreros fueron derrotados y perseguidos hasta los propios aposentos de sus casas.  Esta fue, pues, la única vez que Anzoátegui se sintió jefe de partido.

De su carácter muchos han opinado
  • Anzoátegui jamás fue bien ponderado por su valor e hidalguía.  Carácter romano de los tiempos de la República, no alcanzó a la altura a que sus dotes militares y la nobleza de su carácter le hicieron acreedor: pasó como un meteoro.     - Eduardo Blanco -
  • Es difícil reemplazar dignamente un Jefe como Anzoátegui.   - Bolívar -
  • Nítida y hermosa en sus toscos trazos de boceto de obra maestra, la figura de Anzoátegui se destaca brillante sobre el fondo aborrascado de la revolución libertadora,  Fue ejemplo selecto de su Patria, la tierra América donde soplo más fuerte el viento creador del primer día bíblico, porque con más vigor quedó preñada par producir héroes y genios.  - Fabio Lozoano y Lozano -
Anzoátegui, culmina el Autor de es libro "Anzoátegui General de Infantería", era siempre constante en la empresa, activo en las dificultades, sagaz en los ardides, valiente en la batalla: él comunicaba nueva vida al ejército y hacía temerse del enemigo.  La cualidad que más lo distinguió, era su ciega confianza en sus operaciones y una adhesión singular al gobierno.  Murió al fin lleno de honores, cubierto de gloria y cargado de méritos contraídos, combatiendo por la independencia de su Patria.  Sus virtudes sociales lo hacían estimable a todo el mundo.  Buen padre, buen esposo, buen amigo, buen compatriota.  El interés común era el suyo, el bien general el que más apetecía.  Su memoria será eterna y mientras quedan sentimientos de libertad, el nombre de Anzoátegui será pronunciado con gratitud y con las emociones del sentimiento que nos causa su muerte.

Un corto homenaje a este gran hombre que lucho por nuestra Independencia y su gran protagonismo en la Batalla de Boyacá un día como hoy 7 de Agosto de 1819.


* Esteban Chalbaud-Cardons.  "Anzoátegui General de Infantería", colección Alfredo Maneiro, Ministerio de la Cultura, República Bolivariana de Venezuela ISBN 980-6964-33-0

Para saber más referente a la Batalla de Boyacá: http://www.todacolombia.com/batallaboyaca.html

No hay comentarios: